domingo, 22 de diciembre de 2013

MALAGUEÑA DEL NIÑO DEL HUERTO "YERGA LANCHARRO" ENDEREZANDO ENTUERTOS


Yerga Lancharro. “Enderezando Entuertos” Páginas 12,13 y 14.

Varios años antes de producirse el óbito de mi amigo Manuel Vallejo, de quien escribí y publiqué una síntesis biográfica, estuvo en Fuente de Cantos, mi pueblo, al frente de una Compañía, de la que formaban parte Manuel González Lora, "El Cojo de Huelva" (nació en Sevilla), Manolo de Fregenal, "El Peluso" y otros. Como ya nos conocíamos de vernos con frecuencia en el Bar de Pepe Pinto, le hice una visita para invitarle a tomar unos aperitivos en mi casa. Aceptó mi invitación y, al final de la actuación nos presentamos en mi domicilio. Charlamos de este tema misterioso, lioso y apasionante del cante flamenco y de sus viejos intérpretes conocidos por él y aproveché para que me aclarase algunas dudas que tenía sobre la clasificación de las malagueñas-por escuelas. Por cierto que, según él, las tenía bien clasificadas, excepto dos: la de "La Trini" "Fuiste la paloma mía" y la de "El Niño del Huerto" "Ay, la mare mía" que yo creía fueron creadas por Manuel. Sobre esta última me dijo que no era suya. Que él no había creado ningún cante. Que sí es cierto que tiene unos fandangos personales y otro por soleá. La malagueña, prosigue diciendo: "Es del Niño del Huerto", mi amigo y maestro. El me la enseño' como así mismo un Pregón que lo tengo grabado en "La voz de su Amo". Residía en Melilla, y siempre que iba a actuar allí, procuraba no regresar sin verlo. Tomábamos unas copas y aprovechaba para pedirle que me cantara un Pregón por lo "bajini", porque el pobre hombre había perdido su voz a consecuencia de una afección de garganta, teniendo que buscarse la vida fabricando toldos.

Además de la información descrita, que me facilitó Vallejo, conservo una carta de "Juan de la Loma", quien afirma de forma categórica, que esa malagueña que él tiene grabada, con Pepe de Badajoz a la guitarra, y con el título de "Malagueña del Niño del Huerto", la aprendió de su creador allá por los años veinte, mucho antes de que la aprendiera y grabara Vallejo y que si viviera Rafael Pareja, podría corroborarlo. La carta de "Juan de la Loma" dice textualmente:

"Fuengirola, a seis de noviembre de 1973. Señor don Manuel Yerga Lancharro. Fuente de Cantos. Badajoz.
Amigo mío: En mi poder su carta, en la que me habla de la malagueña "Ay, la mare mía". A su pregunta le contesto que su creador fue Antonio González Marfil "Niño del Huerto", nació en Málaga, en el barrio de la Pelusa. Se marchó a Melilla el año 1921. El mayor tiempo lo pasó este hombre en dicha ciudad y en Almería, establecido con un negocio de fabricación de toldos, porque se quedó afónico muy joven. Cuando yo aprendí su malagueña, en el año de 1927, ya estaba enfermo de garganta. El me dijo que la malagueña era suya y también me lo aseguró Rafael Pareja. Cuando Vallejo aprendió y grabó ese cante, ya llevaba yo bastante tiempo cantándolo. Es posible que Manuel Vallejo la aprendiera de él, porque eran muy amigos. Murió en Melilla el año de 1943, a los ochenta y tantos años de edad. Esta es, señor Yerga, la información que le puedo facilitar. Por hoy nada más. Un saludo de su amigo Juan Gambero Martín.

Con posterioridad a la recepción de la carta que precede, escribí a tres artistas que sumaban más de doscientos años de edad y más de ciento cuarenta de profesionales. Tales artistas fueron: Francisco Doncel Quirós "Rosafina de Casares", José Núñez Meléndez "El de la Matrona" y Gregorio Manuel Fernández Vargas "El Borrico de Jerez". El primero de ellos, me dijo que ignoraba que "El Marrurro" hubiese creado un estilo por malagueña. El segundo, con quien tuve ocasión de hablar después de la inauguración de la Peña Flamenca de Cáceres, me dijo que él sabía que Diego había creado un cante por siguiriya y otro por tientos, pero que por malagueña lo ignoraba. Al menos él no la escuchó nunca como creada por el jerezano, y el tercero y último me dijo que en Jerez no se sabía que esa malagueña fuese del Marrurro.

Por mis manos pasaron más de dos millares de placas, adquiridas a peso, a sesenta céntimos el kilo, y puedo asegurar que muchas de ellas contenían la siguiriya, pero no los tientos ni la malagueña. Y mis lectores dirán: ¿Por qué no encontraste más que la siguiriya? Y yo les contestaré: que no localicé los;. tientos ni la malagueña porque "El Marruro" no creó estos cantes. Creo que fue en una revista donde apareció una carta de Rosa Durán, nieta de "El Marrurro", y al leerla no tuve inconveniente en calificarla de fantasmagórica. Y como en la misma implicaba a Juan Varea, en seguida le escribí preguntándole que como era posible que hubiera dicho a Rosita que esa malagueña fue creada por su abuelo. A los pocos días recibí contestación asegurándome que él jamás había dicho tal cosa a Rosita. Que ésta le preguntó: "Oye, Juan, SE DICE que mi abuelo creó un estilo por malagueña". Y al preguntarle Varea si conocía la letra, le contestó: "Se trata de la conocida en nuestros días con la letra "Ay, la mare mía". Entonces el bueno, formal y serio, Varea, se limitó a cantarla porque él ignoraba cuanto sobre la misma había dicho el señor Navarro. También escribí a Rosa rebatiéndole cuanto había dicho en su carta, y cuando ya no esperaba contestación la recibí.

Leyendo la carta cualquier mediano intelectual sacará la conclusión de que, ni Rosa ni Varea supieron nunca de la existencia de la célebre malagueña de "El Marrurro", hasta que el finado Navarro dijo a Rosa que era creada por su abuelo y que debería defender su pertenencia a ultranza e incluso enfrentars a aquel (Yerga) que se atreviera a decir lo contrario. Navarro, posiblemente, padeció de amnesia intermitente. Primero le pregunta a Rosa si su abuelo creó una malagueña y después le dice que es de su abuelo y que debe defenderla a capa y espada. Señores, ¿en qué quedamos? Lo que yo deduzco de todo este galimatías es que Navarro quiso quedar por encima de mí y de todo el mundo del flamenco, asegurando una paternidad creativa que no existió en la persona de "El Marrurro" y si en la de "El Niño del Huerto".

Yerga Lancharro



No hay comentarios:

Publicar un comentario