viernes, 11 de enero de 2013


Os mostramos lo que podríamos dar en llamar como; la antepenúltima o penúltima  historia de siempre.

Lo va entender todo el mundo. Muy simple; los detalles se han de tener con quien merece la pena.

Detrás de una fotografía, cartel o similar hay horas de trabajo y dedicación. Como en toda disciplina o quehacer diario de cualquiera.


Os dejo la historia relatada por el amigo y compañero Jacinto González; Jaci. Director-administrador de uno de los diarios digitales más relevantes del panorama flamenco.

  www.aireflamenco.com


Emulando a Cecilia de Borja, la señora que realizó la conocida restauración de un Ecce Homo, una peña flamenca de San José de la Rinconada, en la provincia de Sevilla, ha robado sin permiso una imagen de la fotógrafa Ana Manotas para hacer unos retoques tróspidos a su conveniencia.
Sorprendida se quedó Ana Manotas en el momento en que descubrió la restauración de su fotografía. La Peña Flamenca El Búcaro de San José de la Rinconada (Sevilla) comenzó a difundir en Facebook el curioso cartel que habían realizado a partir de la fotografía original. Se puede observar como la firma de Ana Manotas, en la esquina superior izquierda, desaparece, para dar lugar a algo parecido a un retoque fotográfico muy tosco, no sabemos si con Photoshop... o con algo parecido a Paint. Por otra parte, los versos que formaban parte de la escenografía del espectáculo, detrás de los artistas, son sustituidos por otro retoque curioso, el nombre de la peña flamenca en cuestión. Muy realista no queda... Solamente les faltó hacerlo en Comic Sans. Para rematar, se estira la foto, cambiando las proporciones de la imagen en altura y anchura ¿Por qué en pleno año 2013, independientemente del gusto estético, todavía hay peñas flamencas y festivales sin el gusto moral de al menos pedir permiso a los fotógrafos para hacer negocios, en muchas ocasiones subvencionados por administraciones públicas?

A continuación foto original. 



Aquí el invento del diseñador gráfico de la Peña Flamenca El Búcanero, palabra que, por cierto, según el diccionario de la Real Academia Española, debe llevar tilde en la u:




5 comentarios:

  1. Diego Gallardo López11 de enero de 2013, 15:32

    Ana como ya te dije creo que esto es una cuestión de ética, de moral, de mostrar y demostrar que las cosas no son como muchos piensan. Todo trabajo debe ser reconocido de un modo u otro. Insisto los detalles y las contemplaciones con quien merece la pena. Aún recuerdo el caso del concejal de cultura que me hizo algo similar y con toda mi buena fe lo llamo y me dice que debía de estarle agradecido por haber tomado mi foto para el cartel. Pues sí, pero lo primero me pides permiso, lo segundo no la manipules a tu antojo, borres mi nombre y para colmo, de un modo u otro,comercialices con ella. Señor concejal de «cultura» . Ya lo contaré porque después de pasar el tiempo me doy cuenta que encima se mosquea y me hace desplantes.Quizá si le hubiese denunciado... Esto en Extremadura. Amiga Ana todo es cuestión de formas ,de que se valore el trabajo y el esfuerzo de todos. Aunque siempre haya los «más listos que nadie». Un abrazo.
    Diego Gallardo López.

    ResponderEliminar
  2. Encima han borrado mal tu firma, ni siquiera eso lo han hecho bien. Ponte en contacto con ellos y reclamales.

    ResponderEliminar
  3. Nada mucho cateto y aprovechao es lo que hay. Lo único que pasa es que no se dan cuenta o no quieren. Desde luego soy de los que opino que fotos o cartel que lo paguen que la gente quiera. Que lo paguen. El que lo robe. Denuncia y denuncia. así lo pagará doblemente.

    ResponderEliminar
  4. Es vergonzoso que hoy en día se hagan estas cosas. Muy sencillo el que quiera algo que pague o pida permiso. De lo contrario que rinda cuentas ante justicia o donde sea. Denuncialo.

    ResponderEliminar