viernes, 30 de noviembre de 2012

martes, 20 de noviembre de 2012

NUEVO DISCO DE MIGUEL DE TENA. "FANDANGOS DE CACERÍA"


MIGUEL DE TENA DEDICA SU ULTIMO DISCO A LOS FANDANGOS DE CACERÍA.
Los cantes de cacería protagonizan el séptimo trabajo discográfico de Miguel de Tena, según ha explicado a Efe el cantaor de Ruecas (Badajoz).
"Fandangos de Cacería" cuenta con diez composiciones de tres fandangos cada una. En estos fandangos, que son cada uno de un estilo, De Tena canta "letras alusivas a las cacerías" acompañado por el guitarrista Antonio de Patrocinio hijo.
"Es un trabajo que tenía muchísimas ganas de hacer ya que soy aficionado al mundo cinegético desde que era pequeño y como me gustan mucho los lances y las poesías referentes a la caza tenía muchas ganas", ha declarado.
Miguel de Tena ha asegurado estar "muy contento" con el resultado de la grabación discográfica y se ha mostrado esperanzado en que tendrá "buena aceptación".
Aunque la primera edición ha sido de 1.000 copias, el cantaor espera poder vender 5.000 discos como ha hecho con su anterior trabajo discográfico "A mi niño Miguel".
Por otra parte, ha destacado que el pasado viernes presentó este disco en la localidad gaditana de Vejer de la Frontera "y fue un éxito rotundo".
De Tena ofrecerá un recital el 5 de diciembre en el Teatro Imperial de Don Benito y el día siguiente participará en un festival benéfico en Rena.
El 7 de diciembre tiene programadas dos actuaciones, primero en el Centro Cultural Alcazaba de Mérida y posteriormente en la Peña Flamenca Miguel de Tena de Logrosán.

CLAUSURA DEL FESTIVAL FLAMENCO DE LISBOA 2012


Clausura del Festival Flamenco Lisboa 2012

A priori; difícil conectar a la primera. Es la frase que mejor podría explicar la situación de enfrentarte a un público desconocido, con  arraigo o sustrato cultural diferente (lo que para nada es sinónimo de menor predisposición). Dicha circunstancia no significa tampoco que el guión deba cumplirse  a raja tabla o sea requisito sine qua non, que la conexión entre artista-público  quede relegada.


Pedro Cintas y Juan Manuel Moreno, el pasado viernes 16 de Noviembre, coincidiendo con el Día Mundial del Flamenco, el 2º Aniversario del Flamenco Patrimonio de la Humanidad y la clausura del Festival Flamenco Lisboa- Oporto. Han tenido la oportunidad de demostrar y han demostrado una vez más, la grandeza y universalidad de este arte; El Flamenco.

Ante un marco inigualable cómo es la  carismática Sala Santiago Alquimista, situada en el Lisboeta barrio de Alfama. Pedro Cintas al cante y Juan Manuel Moreno a la guitarra desglosaron y dieron forma a diferentes estilos del flamenco más ortodoxo.

El Fado, expresión musical portuguesa por excelencia. Es reflejo de  melancolía, nostalgia, historias de barrios humildes,  fatalismo y muchas veces de tragedia. Un cante, no por ello, atractivo, dulce, de gran arraigo y que configura un verdadero universo musical  muy presente en el día a día de nuestros vecinos portugueses.
Con independencia del nexo que une a cualquier manifestación artística. La conexión Flamenco-Fado siempre ha facilitado, la predisposición, a un lado u otro, de cualquier persona, con independencia de conocimientos previos a generar el clima adecuado para que ambos estilos sean bien recibidos y respetados por el público presente.

Pedro Cintas,  abrió por malagueñas y abandolao. Un cante rico en matices, libre,  que carece de medias y al que otorgó su sello más personal. Poco tardaron los allí presentes, en hacer evidente que estaban ante un artista cuyas cualidades, poderío y formas expresivas depararían momentos importantes.

La guitarra de Juan Manuel en su sitio; comedida y llena de relevancia cuando procedía. Un toque moderno con reminiscencias clásicas.


Llegó la soleá. Pilar básico del flamenco,  independiente de cualquier otra conjunción melódica y rítmica. Y apareció Pedro Cintas. Es aquí donde el artista junto a la seguiriya. Los dos toros bravos del flamenco. La madre del cante y el quejío  continúo. Puso el alma sobre el escenario. Sacó el carácter solemne, sentencioso,  breve y de musicalidad reposada. Aquí no hay medias tintas o se canta bien o no se canta; con ambos estilos no se puede vender la moto .Pedro Cintas demostró porque, hoy por hoy , se encuentra entre los elegidos dentro del denominado Cante por Derecho. Desglosaba los tercios a medida que los asistentes se adentraban en el dolor, la tragedia y el desamor que en forma de cante cogía forma. Sin duda  20 minutos frenéticos, no por el ritmo; si no por la intensidad  y lo laborioso de estos cantes con los que Pedro Cintas  consiguió conectar.

Después vinieron los Tangos, reminiscencias de nuestra tierra. Dónde Juan Manuel Moreno desplegó el toque y sabor extremeño en una simbiosis musical que terminó con un público totalmente entusiasmado y demandando más cantes por fiesta.
Así llegaron las Cantiñas y  bulerías, donde la complicidad con los asistentes, a esta mítica sala, fue total, subía el grado de aceptación y buen rollito por lo que tras más de una hora de actuación y tras retirarse ambos a los camerinos, el público hizo que volviesen al escenario para rematar la actuación.


En este caso Pedro en total complicidad con Juanma y aprovechando: acústica, silencio del público y sus enormes facultades. A capela; a pelo, realizó una serie de fandangos del Carbonerillo y Cepero, que a medida que los remataba eran coronados por continuos aplausos y hasta algún ole portugués.


Diego Gallardo López.

lunes, 19 de noviembre de 2012

2º CRONICA DEL IX OTOÑO DE FUENTE DE CANTOS

RAQUEL CANTERO y su grupo de arte flamenco y el baile  de CARMEN OSADO triunfaron, el sábado 17 de noviembre de 2012, en la segunda jornada del IX OTOÑO FLAMENCO de Fuente de Cantos, este año, como hemos repetido, dedicado al Baile Flamenco en homenaje al decano del baile extremeño Antonio Silva Giles El PEREGRINO.
 Aunque de las tres disciplinas del Arte Flamenco la primera que tuvo voluntad y protagonismo para el espectáculo fue el baile, Los Canteros: Raquel, Eugenio, Cesar, Esther y Mirian, comenzaron, con la que en la actualidad tiene la primacía, el cante, con una cuidada y excelente puesta en escena, en la pusieron en evidencia con su compenetración y conjunción, sus muchas horas de trabajo y ensayo y  que son una familia que se lo pasa  bien en el escenario y se nota, y que además contagian esa familiaridad tanto a Carmen Osado, una más de ellos, por el tiempo que llevan actuando juntos, como a Francis Pinto.
Un Francis Pinto, que atraviesa su mejor momento, en la  plenitud de su toque, con  un acompañamiento brillante, medido y ajustado en los tonos y el compás, que lo han convertido en un maestro de la guitarra de acompañamiento tanto en  el cante, como  en el baile; y como digo muy integrado en el grupo de los Canteros. Tanto que a muchos les dio a pensar si no era un miembro más de la familia, tal y como ya hemos dicho que ocurre con Carmen Osado. La percusión de Cesar, Esther y Mirian, que va para artista del cante en cuanto pierda la timidez, estuvo elegante y precisa, consiguiendo eso tan difícil, de sonar y marcar sin que se note.
Comenzaron, padre e hija, con un cante al-alimón, a capela, en un preludio de como sería toda su actuación en alternancia, con aires campesinos que modernamente está reivindicando Cáceres, desde Arroyo de la Luz, tal y como lo hacen, Córdoba y Jaén, aunque justo es recordar que tanto Eugenio Cantero como el Niño de la Ribera los han llevado desde muy antiguo en su repertorio. Eugenio y Raquel nos recordaron esas tonás, con referencia a la trilla, a la siembra,  a la siega…, en desuso, por no tener éxito comercial,  y por ello quizás las menos contaminadas del flamenco, que en 1954, puso en la circulación del disco Bernardo el de los Lobitos en aquella primera Antología, grabada en Francia, dirigida por Perico el del Lunar.
Eugenio Cantero, nos transportó después, a los que ya le hemos metido más de seis a cero a la vida, a la infancia, recordando esos cantes añejos, nostálgicos y melosos, de Ida y Vuelta o hispano-americanos, de gran éxito en el primer tercio del siglo XX, interpretando la milonga estrella del Niño de la Huerta, la Romería Loreña, que él ha adaptado como la Romería Extremeña con una  letra dedicada a la patrona de Extremadura y una guajira, dedicada al recuerdo de su padre minero, CASARES, en el flamenco, que también hizo sus pinitos en el cante flamenco  y que supone la referencia o ascendencia del grupo. Eugenio, al que se le vio muy a gusto con el publico, hizo después una  serie de fandangos en los que recordó a Cepero, al Pichichi-Chozas y a Manolo Fregenal en sus tres estilos y todavía tuvo recursos para, de pié, hacer dos fandangos de Huelva, el ultimo al estilo y forma de Paco Toronjo y remato su actuación, con todo un coro que lo arropaba, recordando a Chano Lobato por tanguillos.
Raquel Cantero comenzó su interpretación en solitario con tres malagueñas en las que recordó los estilos de la Trini, el Canario y que remato a ritmo por Juan breva y después recordando el bicentenario de la Pepa, que se está celebrando en Cádiz, hizo un saleroso y rítmico cante por caracoles que fue muy aplaudido. Remató su actuación, muy entregada,  por siguiriyas, que hizo con fuerza y dramatismo, demostrando que ha alcanzado ya un grado de joven madurez, con dominio de los tonos y el compás,  que le da gran seguridad en la interpretación de cualquier estilo del flamenco. Nos gustó Raquel especialmente por caracoles y siguiriyas y sobre todo en la soleá por bulerías que hizo acompañando al primer baile de Carmen Osado.  
En el intermedio del alterne de cantes descrito de Raquel y Eugenio,  sin solución de continuidad, apareció el BAILE de CARMEN OSADO, después de una introducción recitada de Eugenio con el poema al cante de Emilio González Hervás, que le dio todavía mas solemnidad, si cabe, al toque por soleá de Francis Pinto, que después aceleró el ritmo con el cante de Raquel, que para mi fue, junto al baile de Carmen, lo mejor de la noche. CARMEN OSADO reivindico con su arte el papel del baile en este OTOÑO, haciendo un majestuoso baile por solea rítmica en el que demostró su maestría y puso en evidencia su preparación y conocimiento de la danza española y flamenca. Carmen, en plena madurez, soltó toda esa esencia de arte almacenada en su rica y extensa trayectoria.
El broche  de la noche fue el baile que le reservaron, con el que se cerró el recital y fue ese baile estrella de los antiguos cafés cantantes, las alegrías, en el que dio toda una lección de limpieza en el juego de pie, recreándose en la escobilla, en el braceo y el ritmo y haciendo este baile como corresponde a su procedencia, airoso y saleroso, magníficamente acompañado por el cante de Raquel, el magistral toque de acompañamiento de Francis y la percusión de los Cantero, que pusieron al publico en pié. Carmen estuvo en maestra conjugando esas dos virtudes que atesora después de su dilatada vida artística: fuerza y conocimientos, con un baile en el que mezcla tradición y vanguardia, fuerza y fineza y madurez y osado atrevimiento.
Y de postre, el remate generoso con el que Raquel le dio sentido al homenaje del Peregrino, con el baile, pegándose unas pataítas por bulerías, que pusieron de manifiesto el mucho trabajo y estudio que le ha echado a su preparación; primero sola y después acompañada por Carmen, que pusieron colofón a esta mágico recital con todas las disciplinas del arte flamenco conjugadas.
El IX OTOÑO FLAMENCO continúa su marcha in crescendo, con mucha calidad y ya esperamos con entusiasmo,  al fuentecanteño JESÚS MORENTE, para el próximo día 24.
Fuente de Cantos, otoño flamenco del 2012.  
            Francisco Zambrano Vázquez
 

domingo, 18 de noviembre de 2012

MONTSE CORTES. JALEOS EXTREMEÑOS.

El 11 de septiembre de 2011, en el programa de TVE "Música para tus ojos", apareció la cantaora catalana Montse Cortes, acompañada de el guitarrista Paco Heredia y el percusionista Piraña, donde interpretó un cante por Jaleos Extremeños con muy buen sabor extremeño, respetando las cadencias paradas del jaleo, donde hizo homenaje al cante de uno de nuestros pilares fundamentales "La Marelu", desde el temple inicial donde deja los aires de la extremeña e incluso en la manera de ejecutar los diferentes estilos de Jaleos Extremeños e imprimiéndole su cadencia parada.

Hay que decir que la guitarra no suena a las formas extremeñas, sino mas bien a la forma en la que Vicente Amigo grabo con Remedios Amaya, con aire de bulería muy reposada, mas actual y moderna, con una armonía mas acorde con la guitarra actual y con una técnica depuradísima, virtudes que engrandecen a este guitarrista, que en ningún momento entorpecen el cante por jaleos de la catalana, sino lo contrario, ya que Montse Cortes es una cantaora acostumbrada a las formas de la guitarra moderna y actual, de las cuales se ha arropado en sus trabajos discográficos.

                                  





2011.Cante por Jaleos Extremeños. Aires de La Marelu. Extraído del Programa de TVE. "Música para tus ojos".

XXXVIII FESTIVAL FLAMENCO DE CÁCERES. PROGRAMA