domingo, 29 de julio de 2012

AVANCE DEL IX OTOÑO FLAMENCO DE FUENTE DE CANTOS 2012


El IX OTOÑO FLAMECO de FUENTE DE CANTOS, estará dedicado al BAILE FLAMENCO en homenaje al bailaor extremeño EL PEREGRINO.

 Antonio Silva EL PEREGRINO, natural de Badajoz, fue con 18 años premio Internacional de Baile Flamenco en Jerez de la Frontera, pero su forma de ser y de entender la vida, carente de ambiciones materiales, y su apego a Badajoz y a su familia le impidieron convertirse en una figura del baile flamenco, cuando tenía todas las posibilidades artísticas para hacerlo y para lo que tuvo importantes oportunidades que rechazó, conformándose con una vida apegada a su entorno.

  A pesar de esto El Peregrino a sus casi 70 años, no ha perdido esa marca del baile flamenco, macho, gitano y extremeño y en los últimos tiempos está triunfando en todos los importantes festivales internacionales a los que ha asistido con el espectáculo JALEOS y TANGOS, que dirige el guitarrista extremeño Miguel Vargas: En la Bienal de Sevilla, Madrid, Lisboa, Sines y Nimes, además de en el resto de la geografía flamenca donde han actuado

  Su baile es todavía, sin duda, el más emblemático y representativo de Extremadura y por eso ahora que aún que estamos en momentos de que pueda deleitarnos con su arte, es justo dedicarle este IX OTOÑO FLAMENCO 2012 en Fuente de Cantos, que cada año por estas fechas se convierte en la catedral del flamenco extremeño, y que contará con el patrocinio del Ayuntamiento de Fuente de Cantos y la colaboración de la Junta de Extremadura y la Diputación de Badajoz  a través de  la Federación de  Peñas Flamencas de la Provincia de Badajoz.

  El Otoño Flamenco de este año 2012, se celebrará, por problemas de agenda de algunos artistas imprescindibles en esta disciplina del flamenco extremeño, durante el mes de noviembre, en tres o cuatro sábados dependiendo de las posibilidades presupuestarias,  y ya cuenta con el ofrecimiento de participación en este merecido homenaje de importantes artistas que se han sumado al mismo: Jesús Ortega, Raquel Cantero y Carmen Osado, La Parreña, Zaira Santos, La Familia Vargas, El Madalena, Alejandro Vega, Paulo Molina, Jesús Morente y su grupo. etc. etc……

MIGUEL DE TENA. "PORRINAS ESTA EN TODOS LOS CANTAORES EXTREMEÑOS"

Los tangos y los jaleos nacieron en la Plaza Alta de Badajoz, aunque también los cantaba una familia de gitanos de Mérida

02.01.11 - 00:03 -
Hay que nacer con duende para ser flamenco. O se tiene, o no se tiene. Y Miguel de Tena (Ruecas, 1976) puede presumir de poseer ese encanto propio que hace que su público termine con los 'pelos de punta' después de cada actuación. Cuenta con el privilegio de ser el embajador de la nueva generación del flamenco extremeño; y viene a reivindicar que aquí hay arte de sobra para seguir enriqueciendo el 'cante gitano'. «Aunque vivir de este mundo sea difícil», asegura.
De Tena empezó a cantar con siete años en el cine de su pueblo y, desde entonces, supo que lo suyo eran los escenarios. Acudió a muchos festivales mientras trabajaba en una fábrica de sillas hasta que tomó la decisión de dedicarse en cuerpo y alma al flamenco. Su nombre sonó alto en el panorama nacional cuando fue Lámpara Minera, en el año 2006, «el premio que perseguimos todos los jóvenes, porque abre muchas puertas». Pero asegura que, después de este galardón, hay que luchar el doble. Actualmente, «y gracias a Dios», dice, sigue viviendo exclusivamente de su cante, «y no me va mal».
Según este artista, la región tiene un pasado de oro con un referente claro que continua vivo en las nuevas voces: por toda Extremadura sigue corriendo sangre de Porrina. «En todos los cantaores extremeños hay alguna pincelada de su estilo, de su sello propio», asegura Miguel de Tena. Precisamente, Porrina de Badajoz creó uno de los palos típicos extremeños: su propio fandango. A este palo flamenco se le unen otros dos considerados los más característicos de la tierra: los tangos y los jaleos.
-El abanico extremeño es amplio.
-Generalmente, a la gente que no conoce mucho el flamenco en Extremadura, os palos que le suenan son los tangos y los jaleos, que son dos estilos autóctonos. Pero aparte de éstos, están los fandangos de José Pérez de Guzmán, que nació en Jerez de los Caballeros, aunque su vida ha transcurrido en Huelva. Después están los fandangos de Porrina, que le dio su toque personal, su sello propio. Y también están los fandangos de Fregenal de la Sierra, que son estilos autóctonos de nuestra tierra y personales del niño de Fregenal. Tenemos, asimismo, la taranta (un cante minero) de Pepe el Molinero, que era un cantaor anterior a Porrina de Badajoz. Por tanto, en Extremadura existe un abanico bastante extenso dentro de las dos provincias que tenemos.
-¿Qué significa el nombre de Porrina en el flamenco extremeño?
-Porrina de Badajoz está en todos los cantaores extremeños, es la mejor referencia que tenemos aquí en la región. Yo ni sé los discos que tengo de él, son un montón. En mis principios, en mis primeros festivales, el público no me dejaba bajarme del escenario sin que hubiera hecho unos fandangos de Porrina.
-Dicen que los tangos y los jaleos nacieron precisamente en la Plaza Alta de Badajoz.
-Sí, pero los jaleos también los cantaban en Mérida, había una familia de gitanos que también los cantaba allí.
-¿Qué diferencia hay entre los tangos, los jaleos y los fandangos extremeños?
-La diferencia es grande porque el fandango es un palo libre, que no lleva compás, como, por ejemplo, los de Porrina o los de Fregenal. Los tangos son parecidos a las bulerías (un cante festero) y hablan de cosas típicas de Extremadura. Y en los jaleos la guitarra va dando compás al golpe, es decir, que no es un compás continuo.
-¿Cree que esta aportación regional al flamenco es conocida en el resto de España?
-Para las personas que están muy metidas en el flamenco sí, porque en España, quien investigue un poquito nada más, enseguida da con los palos autóctonos extremeños.
-El rector de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA), Juan Manuel Suárez Japón, ha hecho unas declaraciones recientemente asegurando que la aportación extremeña al flamenco no es «homologable» a la andaluza tras declararse éste por parte de la Unesco Patrimonio Inmaterial de la Humanidad (la candidatura la comparten Andalucía, Extremadura y Murcia). ¿Qué opina al respecto?
-Yo estoy mucho por Andalucía (pasa bastante tiempo en un chalé que tiene entre La Puebla de Cazalla y Marchena, en Sevilla), y allí son ocho provincias y hay una gran afición. Andalucía ha dado muchos cantaores, ha puesto más, es donde ha nacido el mayor número de artistas que han dado historia al flamenco. Y bueno, en el caso de Extremadura, somos dos provincias, pero no nos quedamos atrás. Hay muchas peñas flamencas que organizan muchos actos y también hay mucha afición.
-¿Hay más apuesta institucional en Andalucía?
-No es que haya más apuesta institucional porque las instituciones extremeñas se han volcado siempre con el flamenco y se siguen volcando. Ahora con los tiempos de crisis siempre hay recortes, pero a las instituciones habría que darles un premio por el apoyo que han dado siempre al flamenco. En Andalucía, ahora con la crisis, también se han venido abajo festivales que tenían hasta 30 ó 35 años de historia.
Hasta 56 palos
-Volvamos a los palos del flamenco, ¿cuántas variantes conviven en la actualidad?
-Algunos hablan hasta de 56, pero no sé si todos están reconocidos porque hay muchas variaciones. Por ejemplo, la soleá es un palo, pero dentro de ella está la soleá de Triana, la de Cádiz, la de Alcalá, hay muchos estilos. Antiguamente, hablo de los primeros años del flamenco, según en qué barrio, se cantaba de una manera o de otra, había muchas variaciones porque los cantaores creaban estilos. Por ejemplo, los tangos y jaleos que se cantaban en la Plaza Alta de Badajoz eran distintos de los que se cantaban en Mérida, cada uno tenía su personalidad. Verás una anécdota muy curiosa: se creaban estilos porque no existían grabadoras y la única forma de escuchar un cante era yendo a donde había un festival. A los festivales (al de Jerez, por ejemplo) iban los cantaores de la época, cada uno con su estilo propio. E iban a escucharlos otros cantaores para aprender de ellos. Pero, como no existía la grabadora, pues el que escuchaba, al día siguiente, intentaba repetir el mismo cante, pero lo hacía diferente, nunca le salía igual. Por eso se creaban nuevos estilos. Yo, cuando quiero aprender de un cantaor o repetir un cante, lo tengo que escuchar muchas veces para que salga igual. Hoy día es muy difícil crear un cante nuevo porque ya está todo inventado; y, aunque alguien lo hiciera, no le echarían cuenta. Ahora los tiempos han cambiado mucho y con 'el Internet' el cante llega a todos sitios.
-¿Cuáles son los palos que más suenan entre las nuevas generaciones de los cantaores flamencos de la región?
-Los que más se suelen hacer son los cantes de compás, como los tangos, las bulerías, las seguiriyas, las malagueñas... Los cantes mineros también se hacen de vez en cuando.
-¿Qué distingue, por ejemplo, a unas bulerías de unas alegrías?
-Los dos palos llevan un compás de doce tiempos, y los dos son cantes festeros (estilos alegres y bulliciosos), pero las bulerías son más festeras incluso que las alegrías. Las alegrías son un cante propio de Cádiz, se explican cosas graciosas de allí.
-Bulerías y alegrías son los cantes 'alegres'. ¿Cuáles son los palos tristes del flamenco?
-La soleá, por ejemplo. Es uno de los cantes más primitivos, junto con la toná, la liviana y la seguiriya. La soleá habla de amores y desamores, se cantan más penas que alegrías, es un palo más serio. La seguiriya también es un palo más 'dolío', más profundo. Y, también, se suelen cantar más penas.
-En todos estos palos casi siempre acompaña al cantaor una guitarra, una pieza, se puede decir, clave. ¿Usted sabe tocarla?
-Todavía no. Es una asignatura que tengo pendiente. Ahora voy a empezar a dar clases para aprender porque la verdad es que me gusta mucho.

http://www.hoy.es/v/20110102/sociedad/porrina-esta-todos-cantaores-20110102.html

PEDRO CINTAS EN CUENCA


domingo, 1 de julio de 2012

RESPUESTA A UN AFICIONADO. "SOBRE EL FANDANGO DE LA PARRALA"

Pepe Marchena dijo en 1972 en una conferencia que impartió en la Universidad de Sevilla, “ Los fandangos naturales comenzaron en el año 1923, cuando vinimos Chacón y yo a la Plaza de Toros de Huelva a un concurso célebre, donde cantó el Gloria, Manuel Torres, Chacón, El Niño Medina, todos esos cantaores de aquella época eran eminentes.

Pepe Marchena se refiere a un concurso que se celebro los días 21 y 22 de Julio en 1923 en la Plaza de Toros de Huelva, donde cantaron artistas locales Rengel, Rojas, El Cuchillero, El Petaca, El Serranito, de las grandes figuras cantaron Caracolito, Centeno,  Chacón y Manuel Torres.

Romualdo Molina en su estudio del Fandango publicado por Ediciones Tartesos-Historia del Flamenco, manifiesta que aquel célebre concurso celebrado en Huelva, los días 21 y 22 de Julio, fue decisivo para el nacimiento de los Fandangos Naturales, debido a que las figuras del cante eran incapaces de dar el dejillo propio de la tierra tal y como hacían los cantaores locales, pero que a cambio le imprimían aportaciones personales transcendentales que resultaron ser todo un acontecimiento para el publico.
 Los grandes cantaores que no estuvieron presentes en ese concurso siguieron la estela de los anteriores y se comenzó a fraguar un nuevo cante, con tal éxito que llego a alcanzar en las dos siguientes décadas la máxima popularidad en el mundo flamenco y se convirtió en el cante mas grabado.

Parece ser que en ese concurso se canto como fandango popular de Huelva una versión popular bailable de una Malagueña que  Chacón, Manuel Torres y todos aquellos cantaores que habían vivido el flamenco a finales del siglo XIX, atribuían a una cantaora que 40 años atrás había conquistado el mundo flamenco, La Moguereña “Dolores La Parrala”

Estos datos de Romualdo Molina están en concordancia con lo expresado por Manuel Yerga en XV C.N.A.F. Benalmadena de 1987 que recordó a la cantaora moguereña Dolores La Parrala, manifestando que a ella se le debe la enorme difusión  que tuvo en la provincia de Huelva, el fandango campero de aire abandolao de la comarca de Verdial, en la segunda mitad del siglo XIX, manifestando que supo recoger los aires malagueños y llevar a su tierra ese fandango y difundirlo con tal profusión que raro era el hombre que no lo cantaba.


De la misma forma presenta concordancia en palabras también de Manuel Yerga Lancharro, al emparentar a Rengel con Dolores la Parrala, al indicar que Rengel, siguió las huellas entre otros de Antonio Silva “El Portugués” que fue el mejor discípulo de Dolores La Parrala.

Dolores Parrales. Esta portentosa cantaora moguereña popularizó otro fandango de Vélez, concretamente el campero, con tal profusión, que raro era el aficionado onubense, de aquella época, que no lo cantaba mientras desarrollaba sus faenas agrícolas. Después de « La Parrala» pocos continuadores profesionales tuvo este tipo de fandango abandolao, siendo «Fernando el de Triana» y Antonio Silva «El Portugués», que yo sepa, los únicos que continuaron cantándolo. Más tarde, Manuel Torre y el «Niño de Cabra» hicieron de este cante algo digno de ser escuchado y por supuesto digno de ser propagado.
MANUEL YERGA LANCHARRO 1981. Revista El Candil



Asimismo Romualdo Molina, manifiesta en el Libro de Recuerdos y Confesiones del Cantaor Rafael Pareja, que hoy día nos podemos aproximar al cante de Dolores La Parrala a través de Rengel e igualmente indica que con Rengel nos llega el rastro de una de las malagueñas de La Parrala, convertida en fandango de Huelva primero y en fandango natural después.

Igualmente y ya que vamos a hablar de fandangos naturales y personales, tomaremos como ejemplo el cante por fandangos de Tomas Pavón de 1927 con la letra “Amapolas de un trigal” como el fandango de La Parrala ya que Tomas mantenía una muy buena relación con Rengel y le encantaban sus fandangos, así lo refiere Manuel Bohórquez en su libro “Tomas Pavón” el príncipe de La Alameda.

Pavón, Tomás- 1927- [REGAL]- Amapolas de un trigal- FANDANGO- Niño Ricardo. En la versión de Tomas, se notan los aires ligados del fandango de Huelva, sus tercios son más ligados y su final es muy característico.

Torre, Manuel- 1929- [ODEON] - Del nido fui y la cogi-FANDANGO Miguel Borrull. En la versión de Manuel Torres, es más lenta y recorta que la anterior, esta ejecutada con más semblanza, sus tercios mas recortados, presenta un final distinto que aun hoy día se mantiene cuando lo ejecutan los cantaores jerezanos

Carbonerillo, El- 1929- [REGAL]- Mi jaca de muerte herida- FANDANGOS- Niño Ricardo. En la versión del Carbonerillo el ataque de los tercios se hace a tonos más altos, parte el primer tercio con el fin de enfatizarlo más y los finales de los tercios presentan más melismas el último tercio realiza una bajada tonal-mantenida con un final distinto a las versiones anteriores

Manuel Vallejo-1929- [ODEON ]- Ni Carmela ni Pilar- Miguel Borrull. Con Manuel Vallejo, llega la plenitud y la grandeza de este fandango, la personalidad de Vallejo, cambia por completo este fandango pero mantiene la base melódica del fandango de La Parrala, aquí los tercios están más recargados de melismas, se ligan más los tercios y su final es completamente distinto fiel a su forma. 




Tomas Pavon-Manuel Torres-Carbonerillo-Manuel Vallejo


Es esta grabación se observan los aires del Fandango de La Parrala, con la variantes personales que imprimen cada cantaor.


PericodelaPaula

CONCURSO DE CANTES EXTREMEÑOS Y FANDANGOS DE LOS SANTOS DE MAIMONA 2012