miércoles, 11 de mayo de 2011

TRIUNFO DE "EL CANO" EN ZAMORA

FÉLIX RODRÍGUEZ Quince años organizando veladas flamencas convierten a San José Obrero con motivo de sus fiestas patronales en el barrio y/o localidad zamorana que más firme y continuadamente apuesta por el universal arte del flamenco. Y en cada cita se avanza un peldaño más. En esta ocasión, además de los quince años de disfrute jondo, la gala fue dedicada en general a los fieles aficionados, y de forma particular y entrañable, al presidente de la asociación de vecinos y también presidente del CD Zamarat por poner a nuestra ciudad en la elite deportiva del estado español. ¡Enhorabuena, una vez más, presidente y directiva, cuerpo técnico, patrocinadores y jugadoras!
El otro aliciente era el propiamente artístico. La primera presencia en nuestra ciudad de Manuel Moreno, el Cano, acompañado por la sonanta de Perico de la Paula. Las expectativas no defraudaron en absoluto en un pabellón repleto de público fiel, dejándose ver entre otros muchos y buenos aficionados a Miguel Ángel Mateos y Luís Almena de Adeiza. Público entregado de inmediato con disposición al emotivo aplauso, incluso entre copla y copla.

Dio las buenas noches de bienvenida Santiago García Martín, el presidente de Amigos del Cante, recordando que la pasada edición fue su primera comparecencia pública al frente de la entidad cultural flamenca.

Con el pregón del uvero de Manolo Caracol comenzó la señalada noche. Continuando bulerías por soleá, recordando a María la Moreno, Antonio la Peña, Rosalía de Triana o El Gloria. Siguen por cantiñas abiertas con la personal letra del maestro Mairena en su obra póstuma: «Maestranza de Sevilla / la del amarillo albero / la que sabe a manzanilla / y a capote de torero» -sin duda un homenaje al mundo de los toros, a La Maestranza, y lógicamente a la arena de su coso traída de Mairena del Alcor, su localidad natal-- con un bonito intercalado por alegrías de Córdoba. Continúan por tangos extremeños: La Marelu, Juan Cantero, El Extremeño y Porrinas entre otros, fueron fielmente rememorados. Con los jaleos se alcanzo completamente el clímax en la memorable noche y un aplauso atronador lo reconoció así. Continuación por fandangos del sevillano Antonio Chacón, el Carbonerillo, Platero de Alcalá y El Almendro, en versión de Antonio Mairena. Más aplausos al finalizar cada copla para rematar por una destacada y generosa muestra de bulerías.

En suma, noche completa para las conmemoraciones señaladas, y en la parte artística, una demostración más del buen hacer de Eduardo Abril, responsable de este tipo de eventos desde la Peña Flamenca.

http://www.laopiniondezamora.es/opinion/2011/05/09/tres-lustros-enmarcar/516557.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario