martes, 29 de marzo de 2011

II EXALTACIÓN DE LA SAETA. ASOCIACIÓN FLAMENCA LOS REMEDIOS

La Asociación flamenca "Los Remedios" de Casas de Don Pedro, organiza su II exaltación de la saeta el próximo día 15 de Abril, a las 20:30 horas, en la Casa de Cultura "Luis Chamizo de Casas de Don Pedro.
Intervendrán con las saetas:
  • Juan Antonio Ramírez de Mairena del Alcor
  • Pilar Vera de Sevilla
  • Grupo "Alegria Casareña"
Como exaltador:

  • Manuel Rey Arroyo

lunes, 28 de marzo de 2011

SALVADOR MARTINEZ "HAY GENTE QUE NO ARRANCA APLAUSOS, QUE NO LLEGA"

No existen muchos bailaores en nuestra tierra, y destacan solo unos pocos a nivel nacional, por eso, tener la oportunidad de entablar conversación con un bailaor de la categoría de Salvador Martínez (Badajoz, 1965) se convierte en una buena oportunidad para comprender el baile desde la perspectiva del hombre. Ese baile sin artificios, sin remates en el 'vestío', sin bata ni mantón. Con la ortodoxia en el corazón y un taconeo limpio y sobrio, Salvador Martínez conquistó el país luso con su baile y se convirtió en todo un referente del flamenco. En Extremadura continúa su labor conquistadora convirtiéndose en un maestro de futuros maestros, aunque como él asegura 'a mí nadie me enseñó a enseñar'.
Vicente Escudero (Valladolid 1888-Barcelona 1980) ha sido y es, el paradigma del baile 'viril'. Todo un referente en el flamenco, entre otras disciplinas. En su decálogo encontramos directrices como: bailar en hombre, sobriedad, caderas quietas, bailar asentao y pastueño...

-¿Cual de estas normas lleva usted a gala? -La sobriedad y lo pastueño. No me gusta lo 'acelerado'. A mí me gusta la soleá, lo tranquilo. Quedarte parado es lo difícil. Es lo que la gente no sabe hacer. Saberse parar. Correr es muy fácil.

-¿Qué es más complicado sobre un escenario?, ¿ser bailaor o bailaora? -Es más difícil ser bailaor porque es un baile más limpio. La mujer se esconde mucho en la bata de cola, en el mantón, en el abanico y en el traje. Y mira que eso es muy importante, porque se está perdiendo esa pureza. Ya no vemos palillos en las seguiriyas, ni los mantones en una soleá, ni en los caracoles abanico, ni las batas de cola..., solo queremos metralleta 'traca, traca...'. Entiendo que el flamenco tiene que evolucionar y que haya que fusionarlo y se le meta contemporáneo, pero que no pierda la pureza. El hombre va con el cuerpo descubierto. La mujer tiene más recursos, pero el hombre tiene que poner la postura. Se le ve entero desde la cabeza hasta los pies, y sí, se puede agarrar el chalequillo pero, ¿y si no lo lleva?

-¿Estamos mal acostumbrándonos al no valorar el baile de forma más clásica?, ¿nos hemos acostumbrado al baile 'metralleta'? -Tanto a Joaquín Cortés, como a Canales o Rafael Amargo les he visto bailar en mi época. Si vosotros hubierais visto a Joaquín Cortés con Eva La Yerbabuena hace veinticinco años en el Teatro Romano de Mérida bailando él una farruca, cuando era un niño vestido ortodoxamente con un chalequillo, y Eva bailando una soleá..., era impresionante. Yo ahora no comparto la visión que tienen ellos del baile. A Rafael Amargo le he visto bailar 'que te mueres' y ahora no me gusta, y a Farruquito con lo buenísimo que es..., y ahora solo son saltos y 'metralletas'. Piensan que innovan así. No lo entiendo.

-Habla del profesor con el que empezó su carrera en Triana... -Yo comencé aprendiendo sevillanas con Alfonso en Badajoz. Tenía dieciocho años, pero quise seguir ampliando mis conocimientos y me fui a Sevilla. ¿ Sabe lo que he tenido que pasar? Levantándome a las seis de la mañana, ¡y antes no había autovía! con mi mujer, con niebla, granizo, lluvia..., para empezar las clases particulares con Manuel Marín a las 9,30 hasta las 11 o las 12, y luego volverte para atrás. Y así, por lo menos, cuatro años.

-¿Y dónde aprendió más?, ¿en la academia o en esos cuatro años de trabajo, de sufrimiento, de lucha por un sueño? -En la academia aprendí técnica, que es lo que te enseñan, pero en esa trayectoria y en ese sufrimiento gané en maestría, experiencia. Desde que comencé he tenido mis escuelas de baile. Ahora tengo academias en Jerez de los Caballeros, Santa Marta y Almendralejo y está feo que lo diga yo, pero te cojo una clase, y es 'magistral'. Te puedo enseñar toda la esencia, efecto y compás en un paso. Y eso lo he tenido que estudiar yo solo, sacarlo de mi despensa, nadie me enseñó a enseñar. He hecho cursos en Madrid, en Granada con Carmen de las Cuevas.... Ahora estoy montando un nuevo espectáculo con Elena Algado, la primera bailarina del Ballet Nacional de España. Ella vive en Madrid y hace sus giras, pero casi todos los fines de semana viene a mi escuela en Santa Marta como coreógrafa en mi próximo trabajo.

SALVADOR MARTINEZ.
FOTO CASIMIRO
-¿Qué es lo único que no se enseña? -El arte, el duende, el transmitir a la gente. Tú puedes hacer a un artista técnicamente y hacerle ver estrategias, enseñarle a arrancar un aplauso, pero la forma de llegar al público no se aprende. Hay que nacer con ese arte para que el duende se apodere de ti. Hay gente que no arranca aplausos, que no llega. Y eso es un don que no se enseña, se tiene o no se tiene.

-Hablemos de Portugal. ¿Por qué centró su carrera en el país luso? -¡Quince años de mi vida!. Esto surgió porque íbamos haciendo espectáculos los fines de semana en el restaurante 'Chimarrao', una cadena de rodizios brasileños. Abrieron uno en Elvas y nos contrataron. Les gustó y acabamos bailando, mi mujer Rosa y yo en toda la cadena de restaurantes por Portugal. Montamos academias de baile, hacíamos dobletes y tripletes..., ¡yo he estado hasta seis años seguidos en el mismo lugar bailando!. Nos llevaba gente muy famosa y nos recorríamos todo Portugal, Madeira, las Azores... etc.

-¿Cómo entienden el flamenco los portugueses? -Lo entienden cada vez más. Cuando yo llegué estaba por descubrir, y cuando empezamos a dar clases, la gente se volcó. Yo he dejado allí a alumnos que han montado luego sus escuelas, que han montado sus propios espectáculos.

-Llegó a bailar para el primer ministro. -Fue fantástico. Tuvimos mucho éxito. Además, salieron tantas cosas de allí..., como trabajábamos en locales de gente muy famosa, estábamos muy bien relacionados. En uno de nuestros espectáculos nos eligieron para un espectáculo en Coimbra, en 'Quinta Das Lágrimas' para el primer ministro Antonio Gutiérrez. Fue una experiencia preciosa. Luego, en un Festival Internacional en Francia conocimos al director de la Orquesta Clásica de Oporto, que se hizo íntimo nuestro. Nos llevaron a su casa y actuamos para el alcalde de París. Fue otro evento importantísimo.

Salvador no cesa de nombrar a su mujer: 'me hubiera gustado que estuviera Rosa, que tiene un memorión...', 'es que ella es un libro abierto...'. Pareja en la vida real y sobre el escenario durante tantos años, el bailaor y el hombre no saben desprenderse de esa otra mitad, su mujer, con la que luchó codo con codo para conseguir todos sus sueños.
-Su hijo percusionista trabaja en su cuadro flamenco, su nuera también. Su mujer bailaora ¿se llega a perder el compás con tanto arte? -Ja, ja, ja .. Gonzalo Martínez, mi hijo, lo tiene como hobby. Ha aprendido mucho con Francis Pinto y con Antúnez, pero trabaja en una agencia de seguros y durante los días de diario va con su traje de chaqueta. Mi futura nuera baila en mi cuadro, aunque también trabaja en una tienda.
-Pero, ¿se escucha otra cosa en su casa que no sea flamenco? -A mí me gusta todo menos el tecno. Mire, ¿usted se acuerda del programa Aplauso?

¡No me diga que fue a 'Aplauso, La Juventud Baila'! -¡Sí, sí! Yo fui pareja del equipo de baile de discoteca con 14 años. En aquella época estudiaba 1º BUP. Vinieron a hacer un casting a Badajoz, creo que a la discoteca '29' y se presentaron de toda la provincia. Mi amiga Paca y yo llegamos hasta cuartos de final compitiendo con Lugo y Bilbao en la modalidad 'discoteca'. Me quedé impactado con la experiencia en Madrid, en la televisión... fue inolvidable.


-¿Y a quien le daría usted ahora ese 'aplauso'? -A mi mujer.                        

                                               Mª ISABEL RODRÍGUEZ PALOP

HOY.es. Enlace http://www.hoy.es/v/20110312/sociedad/gente-arranca-aplausos-llega-20110312.html

domingo, 27 de marzo de 2011

JUAN CARLOS SÁNCHEZ GANADOR DEL XII CONCURSO MAYORGA PLASENCIA



Juan Carlos Sánchez Suárez, natural de Ribera del Fresno (Badajoz) se ha alzado, por méritos propios, con el primer premio del XII Concurso de Cante Flamenco "Mayorga-Ciudad de Plasencia". Un premio dotado con 3000 euros.

Una final de alto, altísimo nivel, con seís artistas que arriesgaron y pusieron toda la carne en el asador.

Pero sin duda alguna, la cosa quedó clara trás la actuación del ribereño, que lo hacia en tercera posición después del sorteo.


Su voz redonda, dulce, llena de flamencura atrapó a jurado y los muchos aficionados que se acercaron hasta abarrotar el teatro Alcazar.


La sencillez, el buen hacer y el desparpajo sobre las tablas hacen que el futuro de Juan Carlos Sánchez y el del flamenco Extremeño en particular esten de enhorabuena.


jueves, 24 de marzo de 2011

XII Concurso Mayorga Plasencia 2011.

Un año más se ha celebrado el concurso de mayor renombre y repercusión dentro de nuestra Extremadura Flamenca.

Sin duda todo un referente para artistas y aficionados de todos sitios, que año tras año se desplazan al Asador Barrio para disfrutar del buen cante.



Esta nueva edición ha sido especial por varias cosas. La enorme dificultad económica por la que atravesamos, que sin duda está haciendo mella en la cultura, por la calidad de artistas que se han presentado. Y sobretodo por la perdida de dos grandes personas y socios de la Peña Cultural Virgen del Puerto; Emeterio y Antonio.



Desde este rinconcito flamenco queremos recordaros que el próximo sábado a las 20:30 horas tendrá lugar en el teatro Alcazar de Plasencia la gran Final que pondrá broche a una nueva edición que sin duda; por siempre será recordada... .



















Fotos de Diego Gallardo López

martes, 22 de marzo de 2011

EL CHIQUI DE QUINTANA "EL FLAMENCO TIENE DOBLE FONDO"

Es el cantaor bohemio. Ese al que le gusta dejar a la suerte, al duende, al misterio, el triunfo o no de esa noche. Sabe que los aficionados le critican que en una cita con el cante, Chiqui de Quintana (Quintana de la Serena, 1972) les suba al cielo, y que al día siguiente les baje a los infiernos de una 'mala noche'. Esas por las que más de un cantaor ha perdido el compás en esta difícil carrera artística. Pero a Chiqui de Quintana no le importa. Es más, le gusta la incertidumbre que eso provoca.

-¿Y qué les decimos a los que les tocó la mala noche 'Chiqui'? -Pues que esperen a la buena.
Nervioso, le cuesta abrirse ante -como él asegura- a la segunda entrevista de su vida. Seguro y duro como las canteras de Quintana, esas en las que trabaja y de las que saca algo de tiempo para prepararse como profesional. 'Chiqui' defiende y acota su espacio. Asegura que su padre, Cándido de Quintana, es el mejor cantaor que ha dado Extremadura tras Porrina de Badajoz, y se siente orgulloso de su mote: 'Chiqui', ese que le puso un primo, sin ser precisamente el menor de los cinco varones de Cándido.
-¿Y los cinco hijos aficionados? -Sí, sí, los cinco. El mayor es Juan María 'El Duende', el segundo yo, el tercero Antonio, que es el que menos canta, solo cuando 'se calienta', Javi, que empieza ahora, y David el pequeño, que tiene un grupo tipo 'Triana'. El flamenco para mi es 'nacío'. Yo empiezo con el flamenco desde que me estaba haciendo mi padre. Nací y me he criado flamenco. Tengo la suerte de que es cantaor y me he criado escuchándole siempre en casa: con mis hermanos, con mis padres, con esos cassettes de 'El Chozas', 'El Gitano' o 'El Camarón'.
-¿Cuándo se subió por primera vez a un escenario? -Fue con mis hermanos sobre el año 1978. Teníamos un grupo, pero en aquella época no teníamos ni nombre, luego sí, nos llamábamos 'Fuente Nueva'. Yo no tendría ni nueve años, mi hermano Juan María ocho, y Antonio siete. Fue en la peña flamenca de mi padre.
-¿Subieron a acompañarlo en algún fin de fiesta? -No, no. Él subía solo, y luego subíamos nosotros a hacer nuestra actuación.
-¿Con nueve años?, ¿y qué cantaron? -'Rosa María' de Camarón, y 'Te quiero niña, te quiero' de Chiquetete.

-¡Los tres hijos mayores de Cándido!, ¿fue su puesta de largo como profesionales? -Sí, sí fue el día 'más profesional'. Nos dieron la oportunidad en la peña y fuimos.
-Luego han pasado casi treinta años de trayectoria, ¿qué ha aprendido en el camino? -He aprendido que el flamenco tiene doble fondo, porque una cosa es lo que se ve de cara y otra lo que es. Hay mucha maldad y mucha envidia. Nos damos una cara por delante y por detrás otra. Hay poca solidaridad, hay envidia y cada uno va a lo suyo.

-¿Falta unidad en el flamenco extremeño? -Yo he estado con gente que hemos pedido lo mismo, y a la hora de la verdad no se ha hecho nada. La gente va a su 'apaño'...
-Con el panorama que nos presenta, ¿qué es lo que más le ha sorprendido? -Bueno, también me han sorprendido positivamente algunas personas, su buen compañerismo..., pero sobre todo, que la gente cambia mucho. Que como artistas somos de una manera y como persona de otra, que por cierto no es mi caso. Yo me comporto de la misma forma siempre. Hay de todo...

-¿Cómo se prepara?, ¿cual es su ritmo de estudio? -Me preparo escuchando en mi casa, de becas y estudios 'serios' no tengo nada. Escucho mucho, a mucha gente. Cojo letras y las voy adaptando a mi estilo, a mi forma de cantar. Yo trabajo en una cantera, y cuando tengo un rato es cuando voy preparándome. Cuando te dejan los niños...

-¿Ser cantaor para usted es un hobby? -No, no. Me gusta muchísimo, y me gustaría tenerlo como una profesión...

-¿Lo ve complicado? -No, no. Yo es que creo que hay pocas oportunidades aquí en Extremadura. Es muy difícil. Los medios, o la gente que lo lleva no da oportunidades, o no saben llevarlo.

-Pero, ¿ha intentado alguna vez optar a alguna beca, a algún premio? -No, tampoco me lo ha planteado nadie..., dicen que si son para más jóvenes..., pero sí he escuchado que se lo han dado a mucha gente. Premios sí. El año pasado gané en Badajoz el Nacional de Tangos y Jaleos.
-¿Fruto del trabajo o de las raíces? -De las dos cosas. De las raíces, si tienes esa base 'nacía', y si luego le echas tiempo, mejor.
-¿Es innato? -Creo que sí. Por ser extremeño y también porque a mi esos cantes me vienen 'de perlas'. He nacido flamenco, y soy flamenco, aunque luego hay que prepararse mucho, porque hay gente que lo está, y muy bien.
-¿Nuestros cantes son a los que se siente más agradecido como artista? -Me siento muy agradecido a la bulería, porque es la que me ha dado mas satisfacción de cara al público, y es con la que me siento más tranquilo, con más capacidad para transmitir. Los tangos y los jaleos también me gustan mucho. Me involucro mucho cuando los canto. Yo soy cantaor de compás.
-¿Y como aficionado? -A la soleá.
-¿A qué cantaor, ya fallecido, le hubiera gustado escucharle en directo una soleá? -A Miguel Vargas.
Comenzamos a hablar de su padre. El artista, el progenitor del que se siente tan orgulloso...
-Cuando canta con su padre Cándido, su compañía en el escenario ¿da más tranquilidad o responsabilidad? -Más tranquilidad porque yo con él paso mucho tiempo. Tengo mucha confianza y voy más relajado.
-¿Le da muchos consejos? -Casi siempre me echa 'broncas', me riñe mucho..., bueno, detalles entre flamencos.

Chiqui de Quintana. Foto de Casimiro Moreno

-¿Y cual es el que más se repite? -Siempre me dice que empiece cantando con cantes en los que me sienta más confiando, para luego ir rompiendo poco a poco. Eso me lo dice mucho.

-'Chiqui de Quintana', ¿tanto pesa el lugar de donde viene uno? -En Quintana de la Serena hay una buena peña, muchos cantaores y de mucho nivel. A mi el 'Quintana' me lo pusieron por mi padre y por mi pueblo, y lo de 'Chiqui' no me molesta nada, es más, me gusta mucho mi nombre.
-¿Qué le ha contado su padre de las jornadas que compartió con Porrina?, ¿recuerda usted algo de todo aquello? -Me contó que la única vez que se quedó ronco fue con él, con el que estuvo cantando hasta las tantas, en un cuarto después de actuar. Fue en el año 1972 o 1973..., decía que era un hombre que hablaba poco...
-¿Qué siente que puede aportar al flamenco? -Humildad y mucho trabajo. Soy ambicioso en ese aspecto y quiero llegar un poco más arriba. Ser una figura pero sin perder al 'Chiqui de Quintana' que se subió con nueve años al escenario. Quiero crecer como artista, pero seguir siendo el mismo.

Maria Isabel Rodríguez Palop

Enlace Hoy.es.   http://www.hoy.es/v/20110319/sociedad/flamenco-tiene-doble-fondo-20110319.html

domingo, 20 de marzo de 2011

FINALISTAS DE MAYORGA CIUDAD DE PLASENCIA



JUAN ANTONIO CAMINO.



SEBASTIAN NAVAS.



LA YIYA.


JUAN CARLOS SÁNCHEZ

LA YIYA
JUAN CARLOS SANCHEZ
SEBASTIAN NAVAS
JOSE LEON
JOSE ANTONIO CAMINO

JOVENES DE 25 AÑOS
CELIA ROMERO

CANTE EXTREMEÑO
PAULO MOLINA


EL DIA 26 DE MARZO LA FINAL A LAS 20:30 HORAS EN EL TEATRO ALCAZAR

jueves, 17 de marzo de 2011

MANOLIN GARCÍA SE ALZA CON EL TERCER PREMIO DEL XIV CONCURSO DE GUITARRA FLAMENCA PARA JOVENES INTERPRETES DE JAEN

El pacense Manuel García se ha alzado con el tercer premio del XIV  Concurso de Guitarra Flamenca para Jóvenes Intérpretes que organiza  la Diputación de Jaén en colaboración con la Peña Flamenca de Jaén y  Canal Sur.

Mientras, el ganador del certamen ha sido el guitarrista sevillano  Francisco Moncayo, 'Gastor de Paco', de 19 años de 19 años de edad y  procedente del municipio de Morón de la Frontera, por lo que ha  obtenido el galardón de 2.000 euros en una final para la que se han  clasificado otros cuatro artistas.
Según informa la Diputación en una nota, entre los restantes  guitarristas, Luis Medina, de Córdoba, y Manuel García, de Badajoz,  se han alzado con el segundo y el tercer premio --dotados con 1.000 y  500 euros, respectivamente--.
"Este certamen ha demostrado un año más la profesionalidad de  jóvenes guitarristas que han hecho de este instrumento un importante  medio de expresión artística y que han avalado su elevada calidad con  el acceso a esta final, en la que han recibido una gran respuesta por  parte del público", ha destacado la diputada de Cultura y Deportes y  presidenta del jurado de este certamen, Yolanda Caballero, que ha  recalcado el apoyo de la Diputación al arte flamenco con la  celebración de iniciativas como este concurso.

domingo, 13 de marzo de 2011

FOTOS DE LA SEGUNDA SEMIFINAL XII CONCURSO MAYORGA PLASENCIA



ISABEL DURÁN ( VILLA DEL RIO) INTERPRETÓ: SERRANA, GRANAINA Y CANTIÑAS.



PAULO MOLINA (ALMENDRALEJO) INTERPRETÓ: SOLEÁ, TIENTOS, BULERÍAS Y COMO CANTE EXTREMEÑO TANGOS DE BADAJOZ.



JOSÉ DE LA MENA (MAIRENA DEL ALCOR) INTERPRETÓ: MALAGUEÑA, SOLEÁ Y SIGUIRIYAS.



INMA DE LA VEGA (CÓRDOBA) INTERPRETÓ: MALAGUEÑA, CARACOLES , SOLEÁ Y COMO CANTE EXTREMEÑO TANGOS DE BADAJOZ.



FRANCISCO BORREGO ( VILLA DEL RIO) INTERPRETÓ: TARANTA DE LINARES, BULERÍA POR SOLEÁ Y SIGUIRIYAS.



FELIX MARTÍNEZ EL CANO (TALAVERA DE LA REINA) INTERPRETÓ: POLO, MILONGA, FANDANGOS DE ANTONIO NÚÑEZ CHOCOLATE Y COMO CANTE EXTREMEÑO TANGOS DE BADAJOZ.



EMILIO DELGADO (VILLAFRANCA DE LOS BARROS) INTERPRETÓ: MALAGUEÑA, SOLEÁ, SIGUIRIYAS Y COMO CANTE EXTREMEÑO JALEOS.



CELIA ROMERO (HERRERA DEL DUQUE) INTERPRETÓ: MINERA, SOLEÁ, ALEGRÍAS Y COMO CANTE EXTREMEÑO TANGOS DE BADAJOZ.



PEDRO PERALTA (CÁCERES) INTERPRETÓ: SERRANAS, TANGOS Y FANDANGOS DEL NIÑO DE FREGENAL.

jueves, 10 de marzo de 2011

MANUELA SÁNCHEZ "HASTA LAS PESTAÑAS HAY QUE MOVER BAILANDO"

Manuela Sánchez es puro nervio. Puro tesón. Puras ganas de trabajar. No baja nunca del escenario, porque se mueve, se expresa y siente como una bailaora las veinticuatro horas del día. Baila hasta con las palabras. Generosa y cariñosa, no le importa subirse a un escenario de primera o a uno de tercera. A diferencia de algunos toreros, para ella el albero, el escenario, gana o pierde por la persona que está encima porque los que están abajo, el público, siempre merecen el máximo respeto.

-Cuando sube las escaleras que le llevan a un escenario, ¿le tiemblan las piernas?
-Muchísimo. Es que si no, no hay duende, no hay vida en el baile. Si uno no siente nervios y un respeto al público es imposible. Tienen que temblarte y mucho: las piernas y el corazón. El respeto al público jamás se puede perder.

-Ante un público que sabe de cante, ¿damos por hecho que también sabe de baile?
-No todo el mundo. No un buen cantaor sabe de baile, ni una buena bailaora sabe de cante. No todos los buenos cantaores saben cantar para el baile, ni una bailaora bailar con un cantaor que no está preparado para el baile.

-¿Y cómo podríamos educar en esta disciplina? -Para eso hay que trabajar mucho. Dicen que el compás no se puede aprender, pero lo que no se enseña es el duende. El oído si se educa, el compás también. Trabajando si se puede bailar bien.

-Ha trabajado en Turquía, Suiza, Portugal, Francia ¿saben apreciar el baile flamenco allí como aquí? -Yo creo que sí, y bastante bien. A mí me impactó muchísimo la gira por Turquía. Nos recibieron con unas ganas, un afán de aprender, de absorber el espectáculo..., ¡todo me dejó impactada!. La fiesta de bienvenida fue apoteósica. Me sentí como una diosa, ahí, en un restaurante que parecía un palacio. Recuerdo a todo el público en pie, temblando, los aplausos nos comían.

-¿Y qué tal en Alemania y Francia? -Alemania, con un público serio y seco, respetan incluso más que en España. Aquí somos más fiesteros. Ellos valoran, sobre todo, el trabajo, el esfuerzo que va detrás de cada baile. En Francia respetan mucho el espectáculo y lo valoran, pero de forma más turística.


Llegan al lugar de la entrevista su marido y sus dos hijos. La mejor bata de cola de Manuela Sánchez. El mejor 'agarre' para una bailaora que no deja de ser madre bailando, ni bailaora preparando el cumpleaños de su hijo. Manuela son muchas 'Manuelas' y 'todas' reciben el cariño y la admiración necesaria para seguir luchando. Laura y Carlos se le cuelgan del cuello y ella feliz, sigue atendiéndonos.

Bailaora y madre, ¿cuántas veces ha querido salir taconeando de tanto estrés? -Uff, todos los días. Queremos abarcar tanto que no se puede. Llevar la casa, los niños estar dentro, estar fuera. Hay veces en que saldría bailando y me iría al fin del mundo.
-

-¿Ha renunciado profesionalmente a algún sueño por ser madre? -Sí, a muchos, pero no me arrepiento de nada. Podría estar en EEUU, en México tendría cosas abiertas, me casé y me quedé a aquí. Quince días antes de mi boda me llamaron para una cosa en Italia. Me dijeron que aplazara la boda y les dije que no, que ese era mi momento y que quería hacerlo.
-¿Cuáles son las claves de un buen baile? -Sobre todo hacerlo desde el corazón, llevarlo hacia lo más alto y hacérselo llegar al público pero sintiendo desde la uña del pie 'chico' hasta el último pelo de la cabeza. Hay que mover hasta las pestañas bailando, como digo yo.


-Comenzó muy pequeña a bailar. A los diez años, ¿uno sabe lo que quiere? -No sé, a mí me encantaba. Iba a la academia tres veces por semana y me volvía loca. Yo era de las 'normales'. Mi padre me decía que si no aprobaba me borraba del baile, yo le suplicaba: por favor papá, ¡no me borres del baile que me muero! Curiosamente cuando esta profesora se fue de Monesterio habló con mis padres y les dijo: por favor, llevad a esta niña donde haga falta, que 'se bebe los vientos por el baile'. Se llamaba Rafaela y le tengo mucho cariño.
-¿Es imprescindible bailar desde la infancia para ser bailaora? -El baile precisa de una estética, una fuerza y una preparación. Hoy por hoy nadie es 'mayor' para nada, pero los niños son esponjas, lo aprenden todo y además tienen más tiempo para bailar.
-Por partes, ¿qué importancia tienen las manos, los pies y el traje? -Los pies son esenciales para todo. Las manos son fundamentales. Hoy en día hay mucha técnica y a muchas yo les pondría menos pies y más brazos. No soy crítica, la primera que lo soy conmigo soy yo, pero hablo desde mi punto de vista. Tengo dos escuelas: en Llerena y en Monesterio, y doy mucha 'caña' a los brazos.

-¿Qué es lo más bonito que le ha dicho un alumno? -Que quiere ser como yo. (Y a Manuela se le humedecen los ojos. Es toda sensibilidad)
-¿Y la estética? -A mí me encanta diseñar los trajes. Una buena planta sobre el escenario a veces dice mucho más que el propio baile. El impacto de un buen vestuario sobre el escenario, una buena puesta en escena hace mucho.

-A usted le diseña los trajes su madre, ¿no?
-Mi madre Doro. Es el ángel más grande que hay en el cielo. Desde que empecé y hasta hoy da puntadas como las locas. Está convaleciente con una pierna y estará pensando en un traje para una soleá que estamos montando y está con la tela allí, en la máquina y empezando a mover pie poquito a poco.

-Sus hijos, su marido, su madre..., ¿sale al escenario igual de arropada siempre?
-Siempre, superarropada. Cuando no es mi niña, es mi marido que me acompaña siempre que puede, si no, mi madre, que es mi paño de lágrimas, nunca me deja sola. Es la que me da más fuerza sobre un escenario.
-Eva la Yerbabuena o María Canea tienen una forma peculiar de bailar, un sello. ¿Existe la moda dentro del propio baile? -Yo pienso que sí, aunque no lo comparto porque cada persona tiene que tener su propio sello, su imagen, pero hoy en día lo que hace una, lo hace la otra. Son modas. Ahora se lleva salir con una mantilla bailando tipo Semana Santa: salimos, que ahora se lleva salir con el torso desnudo: salimos, ahora bailamos con pantalones las mujeres: bailamos. Pero bueno, todo lo que sea flamenco es bien visto.

-Pero usted es ortodoxa, ¿no? -Sí, mucho. Me gusta innovar, pero los cánones del flamenco son los que son, y hay que respetarlos.
-¿Y en qué se puede innovar siendo ortodoxa? -Yo creo que en la técnica todo. Podemos innovar con una silla, con un bastón, pero la feminidad no se puede perder, y hacer un teatro tampoco. Las cosas de corazón.
-¿Cual es el sueño como bailaora? -Bailar en el Teatro Romano de Mérida. Es nuestro y es un buen colofón.

María Isabel Rodríguez Palop. 05/03/2011. Hoy.es
ENLACE:
http://www.hoy.es/v/20110305/sociedad/hasta-pestanas-mover-bailando-20110305.html

martes, 8 de marzo de 2011

FOTOS PRIMERA SEMIFINAL XII CONCURSO MAYORGA PLASENCIA



ROSA NAVARRO (MÁLAGA) INTERPRETÓ: MALAGUEÑA (JABEGOTE), SOLEÁ APOLÁ Y ALEGRÍAS.




ROCIO BAZQUE (HUELVA). INTERPRETÓ: MALAGUEÑAS, ALEGRÍAS Y SEGUIRIYAS (MACHO MOLINA).




PEDRO VEGA (TOLEDO). INTERPRETÓ. MALAGUEÑAS, SOLEÁ Y GRANAÍNAS.



MARTA GONZÁLEZ (CÁDIZ). INTERPRETÓ. GRANAINAS, CARACOLES Y TONÁ.



MANUEL CORDERO (SEVILLA). INTERPRETÓ: SIGUIRIYAS, MALAGUEÑAS (FANDANGO DE LUCENA) Y TANGOS EXTREMEÑOS.



JOSE LUIS VILLEGAS (CASTELLÓN). INTERPRETÓ: UNA SOLEÁ, ALEGRÍAS, MALAGUEÑAS Y TANGOS EXTREMEÑOS.



DAVID BULERÍAS ( BADAJOZ) INTERPRETÓ: UNA MILONGA, TONÁ Y BULERÍAS.



CRISTINA SOLER ( HUELVA). INTERPRETÓ: UNA MINERA, SIGUIRIYAS Y ALEGRÍAS.

viernes, 4 de marzo de 2011

1ª SEMIFINAL DEL CONCURSO MAYORGA CIUDAD DE PLASENCIA 2011










Este sábado 5 de marzo, a las 19:00 horas, dara comienzo la primera semifinal de las tres que se celebrarán en esta edición del XII CONCURSO DE CANTE FLAMENCO "MAYORGA - CIUDAD DE PLASENCIA".

El lugar donde se celebrarán las semifinales, será en la sede de la peña flamenca "Virgen del Puerto", sita en el restaurante ASADOR BARRIO, en la Ctra de Trujillo S/N.

En la primera semifinal, participarán un total de 11 cantaores venidos de todos los lugares de España:

Emilio Delgado                                Villafranca de los Barros (Badajoz).
Mariano Romero                             Córdoba.
Niño Aurora                                    Almanssora (Castellón)
José Losada                                    Madrid.
Pedro Vega                                     Aldamur (Toledo).
La Divi                                            Málaga.
Abrahán García                               Puerto de Santa María (Cádiz).
Tamara Beardo                               Cádiz.
Manuel Cordero                             Cabeza de San Juan (Sevilla).
David Bulería                                  Badajoz.
Marta Sevillano                               Cádiz.

La peña flamenca Virgen del Puerto, invita a todos los interesados por el arte flamenco, a la 1ª Semifinal del concurso, la entrada es gratuita.

martes, 1 de marzo de 2011

CARMEN TENA "MIS NOCHES DE GLORIA SON TODAS"

No se ha presentado nunca a ningún concurso, pero cada día se enfrenta a un tribunal. Ser hermana de Miguel de Tena y caminar sola por el mundo del flamenco no es de artista, no es de primeriza. Es de valientes. A Carmen Tena le sobra capacidad, gallardía y torería. Simpática, sencilla y accesible, algo que se valora y mucho, no suelta la bata de cola mientras recoge el pellizco del cante jondo en la falda, en el vestido rojo de volantes o donde haga falta. Canta 'como a nadie le importa' que diría Toronjo, y mezcla sin pudor copla española y cante jondo 'si me lo piden'. Su hermano le llama 'Mari', sus amigos 'Maricarmen' y la afición 'Carmen'. Nosotros hablamos con las tres en la Peña Flamenca Cultural de Llerena.
-Comenzó cantando copla y ha acabado cantando cante jondo. ¿Cuando decidió cambiar de estilo y porqué? -Profesionalmente empecé con la copla pero realmente, todo comenzó con el flamenco, por eso no me siento una intrusa. Empecé con la compañía de mi hermano Miguel, íbamos los dos y por circunstancias me decliné por la copla porque en esa época el flamenco estaba decaído. La copla era más comercial y por mi forma de ser, de cara al público lo veía mejor. Ahora he vuelto al flamenco porque me gusta. De hecho no lo he dejado nunca. Aunque cantaba copla, sí me tiraba a mis fandanguitos y mis cosas. Y creo que tengo cualidades. En esta vida no hay que pasar desapercibida sin hacer nada.
-Ha utilizado la palabra 'intrusa', ¿se lo han dicho alguna vez? -Así me he sentido a veces, sobre todo al principio, como pez fuera del agua. Pero gracias a los consejos de mi hermano Miguel, a los compañeros del flamenco... Todos los compañeros me han tratado con mucho cariño, me han ayudado mucho. Realmente me siento cómoda cantado flamenco.
-¿Qué ventajas e inconvenientes tiene ser la hermana de Miguel de Tena?, ¿siente la presión? -Ventajas: que es más fácil que te conozcan, ser más conocida. ¿Inconvenientes?, ninguno. Cada cual hace lo suyo. Mi hermano comenzó mucho antes, tiene muchísimos premios y yo casi que empecé al revés. Él empezó a ganar premios, a subir, a subir, grabó discos... y yo he empezado al revés. Comencé grabando discos, y gracias a esa promoción la gente me ha conocido mejor.
-¿Qué le ha aportado su paso por la copla a su carrera actual en el flamenco? -Todo. Lo que más he hecho es copla, y sigo haciendo copla, porque incluso voy a peñas flamencas en las que me dicen: 'queremos flamenco pero también queremos de lo tuyo'. Realmente no la he dejado. La copla sigue conmigo
-En una ocasión en Badajoz consiguió muy buenas críticas tras una noche de cante, pero luego se despidió de la afición con dos coplas, ¿lo volvería a hacer? -Si es petición pues sí, pero lo normal..., siempre me piden mezcla sobre todo por las mujeres..., a mí no me gusta porque te cambia el 'chip'.
-Pero, ¿eso es serio? -Yo creo que uno en el escenario tiene que darlo todo y si tienes esas dos facetas, si lo haces al 100% tiene que ser tan respetable la copla como el flamenco. La copla tiene su mérito, su dificultad, su escenografía. Como el flamenco que es la dificultad y no necesitas tanta escenografía. Yo creo que es respetable.
-'Orígenes Flamencos' fue su primera incursión en el cante jondo. También fue el origen de su actual carrera, ¿cómo ha sido su evolución personal y artística? -Ha sido bastante grata. He contado con el apoyo de Francis Pinto y Pilar García, que me han hecho ver cómo es el cante jondo, qué palos me vienen bien.
-¿Y que palos son? -Las colombianas, las guajiras, los cantes libres..., las farrucas. Los fandangos, según Pinto, soy una de las que mejores lo cantan, ¡y me llena mucho que me lo diga Pinto!. Sí, mi evolución ha sido grata. He tenido muchas galas. Mi crecimiento personal ha sido mucho mayor. Ha habido mucha diferencia. Antes estaba muy verde. Ahora puedo improvisar y creo que eso es también de artista.
-Los golpes de la vida, ¿le hacen a una más artista? -Yo creo que no, no tiene nada que ver. Uno puede ser muy buen cantaor y luego llevar muy mala vida. Yo dejo atrás mis problemas cuando me subo a un escenario y mira, buenas noches y malas noches tenemos todos. Cuando mejor me siento en el escenario es cuando estoy más motivada o disgustada por algo. Y ahí me desahogo.

Fotografía: Casimiro Moreno
-¿Qué momento personal y profesional cambió a Carmen en una cantaora? -Eso lo marca la seguridad de uno mismo. Yo no soy artista las veinticuatro horas del día. Yo solamente me siento artista cuando subo al escenario y nunca digo: 'ahora lo soy'. Cada noche, cada actuación te lo dice, si lo das todo o no. Tú misma te analizas. Por el día soy 'Maricarmen'. Primero soy persona y luego artista, y me valoro más como persona que como artista.
-¿Cual ha sido su noche de gloria hasta ahora? -Vivo cada actuación tan intensamente..., todos son bonitos recuerdos. Noches buenas y malas. Los paseos por las peñas son inolvidables, cada una tiene su historia. Tengo buen recuerdo de todas las actuaciones. Mis noches de gloria son todas.

-¿Cómo adaptó su voz, sus cuerdas vocales al cante jondo? -Esto es innato. No he pasado por ninguna academia todavía, aunque no lo descarto porque sé que puedo sacarle más partido a mis facultades. Lo he hecho sobre la marcha. La voz se va adaptando poco a poco.
-¿Cual es el aplauso que nunca olvidará? -No sé.., hay aplausos que te marcan. Están ahí, un minuto largo... Pero como momento importante no olvido la noche en la que canté en el López de Ayala. Creo que ha sido una de mis mejores actuaciones. Me encontré muy bien de voz y me sentía rara, porque no veía el publico..., era como si estuviera en el teatro sola. Fue algo muy raro. Me marcó.
Su hermano Miguel se vuelve a colar en la conversación. Es inevitable. Carmen me relata su infancia en Ruecas, el apoyo que sienten de Don Benito los dos hermanos artistas, las actuaciones en el Museo Etnográfico...
-¿Qué le contó su hermano del día que ganó la Lámpara Minera? -Por entonces estaba en Canarias viviendo y estaba un poco perdida de la música. Tuve a mi niño allí. Tenía otro tipo de vida, pero sí que fue 'un puntazo'. Lo vi de lejos. Para nosotros mi hermano Miguel es algo muy especial, algo platónico. Como persona es excelente, es un 'cachondo mental' pero es recto, le tengo mucho respeto. Antes de decirle algo me lo pienso. Yo le admiro como maestro. Le veo como superior.
-¿Qué es lo más bonito que le han dicho al subirse de un escenario? -Suelen ser cosas que le dicen a todos: '¡que arte tienes hija!', esas cosas.
-¿Y al bajarse? -Siempre me dan la enhorabuena, creo que el ridículo no lo he hecho nunca. Creo que tengo buenas salidas. Yo no soy seria, voy con mi sonrisa a todos los lados, intento ser cercana. Una debe ser una misma donde sea.
-¿Siente que está cerca de cumplir sus sueños?
-Creo que sí, pero tengo que currar más. Me gusta trabajar bajo presión.


HOY.es.  Mª Isabel Rodríguez Palop 
http://www.hoy.es/v/20110226/sociedad/noches-gloria-todas-20110226.html