domingo, 12 de diciembre de 2010

EL FLAMENCO NO CONOCE DE FRONTERAS

Fotografía de Diego Gallardo López. Título: Duendeando (Pedro Peralta).

Las primeras manifestaciones de lo que, más tarde, conoceríamos como flamenco, se producen a finales del siglo XVIII. EL FLAMENCO se gesta, fundamentalmente, teniendo como base el ROMANCE, los FANDANGOS COMARCALES y otros aires populares en un marco sociogeográfico muy concreto del sur de España.
EL FLAMENCO que, indudablemente, emana en muchas de sus manifestaciones del folklore, va a superar este ámbito y alcanzará, a través de su singladura histórica, social y musical, la categoría de ARTE. Arte Flamenco que nace de la misma raíz del pueblo, que surge envuelto y revuelto con los tiznes de la marginación étnica, la opresión de clases, la penuria social, la impotencia civil..., y se perfila, gracias a la aportación personal artística y vital de sus artífices.La geografía cantaora, que si bien en los orígenes puede localizarse en un marco muy concreto, ha superado esas fronteras y se ha extendido por toda Andalucía; alcanzando también, otras regiones como EXTREMADURA.
Es incuestionable, por tanto la afirmación de que LAS FRONTERAS GEOGRÁFICAS NO COINCIDEN, NECESARIAMENTE, CON LAS FRONTERAS CULTURALES...

No hay comentarios:

Publicar un comentario